Posturas de pie

POSTURAS DE YOGA :
“FAMILIA POSTURAS DE PIE”

En la familia “Posturas de pie”, cada una de las seis Asanas se presenta con el mismo diseño.

..

Ardha chandrāsana

# 10,  fig. 19, página 79 ( « Luz sobre el Yoga ». BKS Iyengar. Editorial Kairós ).
# 08, fig. 10, página 127 ( « Yoga para la mujer ». Geeta S. Iyengar. Editorial Kairós ).

 

 

.

Tāḍāsana/Samasthiti

# 1,  fig. 1, página 67 ( « Luz sobre el Yoga ». BKS Iyengar. Editorial Kairós ).
# 1, fig. 1, página 115 ( « Yoga para la mujer ». Geeta S. Iyengar. Editorial Kairós ).

Tāḍa : Montaña.
Sama : Ángulo recto.
Sthiti : Estar de pie fime e inmóvil.

 

 

.

Utthita pārśvakoṇāsana

# 5,  fig. 8/9, página 72 ( « Luz sobre el Yoga ». BKS Iyengar. Editorial Kairós ).
# 4, fig. 5, página 120 ( « Yoga para la mujer ». Geeta S. Iyengar. Editorial Kairós ).

Utthita: Estirado con intensitada.
Pārśva: Lado/Costado.
Koṇa: Ángulo.

 

 

 

 

.

 Utthita Trikoṇāsana / Trikoṇāsana

Utthita : Estirado          Tri : tres         Koṇa : Ángulo

# 3,  fig. 4/5, página 69 ( « Luz sobre el Yoga ». BKS Iyengar. Editorial Kairós ).
# 3, fig. 4, página 118 ( « Yoga para la mujer ». Geeta S. Iyengar. Editorial Kairós ).

  La forma geométrica Tres ángulos o triangulo: el cuerpo entero dibuja triángulos. Las piernas en relación con el suelo y el busto, los brazos en relación con las piernas.Ángulos, esquinas y direcciones. La palabra del sanscrito “Kona”, al origen de la palabra francesa “coin”, significa ángulo o puntos cardinales, direcciones. Cuales son entonces estas tres direcciones que la postura nos invita a explorar?

La cifra tres y los dioses La cifra tres hace referencia a la Trimūrthi : Brahma el creador, Viṣṇu que perpetua y protege el universo, y Śiva, que destruye para crear nuevamente. Estas tres deidades son en realidad las tres facetas de una realidad única, y no sería lo idóneo oponer politeísmo y monoteísmo

La cifra tres y los tres Guṇas Estos tres aspectos estaban en los trigunas: –  Rajas / activo –  Sattva / equilibrado, luminoso, puro. –  Tamas, signo de inercia La evaluación de estas tres cualidades se toman en cuenta en el diagnóstico de un médico en  ayurveda  (Ayurveda: medicina tradicional de la India)

Los tres Guṇas y el sonido Aum Asi mismo en una postura hay tres tiempos bien distintos: 1/ Coger, entrar en la postura, con el deseo de ajustar, y la energía que esto implica. Es una fase activa. 2/ Vivir la postura, respirar, observarse más que “hacer”. Es una fase más meditativa. 3/ Volver, salir de la postura. Fase de transición.

Los tres Guṇas y el zodiaco El ritmo de nuestro zodiaco se define por la combinación de estas tres cualidades(cardinal/Rajas, fijo/Sattva, mutable/Tamas) en alternación con los cuatro elementos. Cada signo lleva la firma de un elemento combinado a una de las tres “cualidades”. Así mismo Aries es fuego/cardinal (energía de principio, creación…). Leo es fuego/fijo (el león esplendido y generoso, hace girar el mundo alrededor suyo…).Sagitario es fuego/mutable (más lejos el blanco…).

      Enlaces  para Trikoṇāsana:

Birju Mehta enseñan Utthita Trikonasana. https://www.youtube.com/watch?v=Aa6aDjtHiRw

 

.

Vīrabadrāsana I

# 7,  fig. 14, página 74 ( « Luz sobre el Yoga ». BKS Iyengar. Editorial Kairós ).
# 4, fig. 5, página 120 ( « Yoga para la mujer ». Geeta S. Iyengar. Editorial Kairós ).

Vīra : héroe  /  Bhadra : amigo

 

.

Vīrabhadrāsana II

Vīra : héroe  /  Bhadra : amigo

# 8,  fig. 15, página 76 ( « Luz sobre el Yoga ». BKS Iyengar. Editorial Kairós ).
# 6, fig. 8, página 124 ( « Yoga para la mujer » Geeta S. Iyengar. Editorial Kairós ).

 

Héroe de las antiguas leyendas, en la historia relatada por Kālidāsa en “Kumāra  Sambhava” (El nacimiento de Kumāra, señor de la guerra (1)), Vīrabhadra es una emanación del dios Śiva. Los tres Vīrabhadrāsana (I, II y III) representan el amor entre Śiva y la princesa Satī, imagen de la Madre divina, hija del rey Daksha, el mismo hijo de Brahma. Sati (de la raíz “Sat”, « verdad », referente a « Satya » de Patanjali) y Śiva compartieron desde tiempos inmemoriales un estado de comunión intenso.

El rey Daksha nunca aprobó como yerno a ese ermitaño no ortodoxo que frecuentaba territorios de cremación. Ningún yogui con cabello largo y trenzado, que cante y baile cada vez que quiera, y que se entregara a rituales tan poco canónicos, podía ser reconocido como digno del rango de su familia real. Incluso tomó cierta distancia con la princesa Satī.

El rey iba a celebrar un Yagna, o ritual de sacrificio. Invitó a todos los miembros de la familia, los aliados, los dioses, los sabios y todos los del reino, excepto a su hija y a su esposo Śiva. Incluso hizo levantar una estatua gigante de Śiva para burlarse de él. La princesa Satī no hizo caso de las ordenes de su padre, y cuando fué al lugar del sacrificio pudo escuchar sus burlas: “A lo mejor regresaste a la razón y te hartaste de este animal salvaje? Acaso no le llaman también el Señor de las  Bestias (2)?”

Humillada, Satī ya no quería que la asociaran con su padre, ni con su propio cuerpo pues le viene de él. Se sentó, cerró los ojos y se sumergió en una meditación profunda en la cual tuvo la visión de Śiva, su verdadero dios. Cayó en un trance meditativo, y viajando profundamente en su interior empezó a aumentar su fuego interno hasta que su cuerpo estalló en llamas (4).

Cuando las noticias llegaron a Śiva, se arrancó su cabello, y de sus trenzas hizo aparecer el héroe Vīrabhadra (Vīra – héroe + Bhadra – amigo). Le ordenó decapitar a Daksha, y matar a todos sus invitados. Llegó con espadas en ambas manos, forjando su camino desde la profundidad de la tierra, este es el primer aspecto (Vīrabhadrāsana I) con los brazos extendidos hacia arriba con sus dos espadas empuñadas, saliendo de la tierra. Luego, a su llegada, estableció su blanco, su oponente, Daksha: este es su segundo aspecto (Vīrabhadrāsana II). Moviéndose con sutileza, juntó ambas espadas frente a sí mismo, cortando la cabeza de Daksha, este es su tercer aspecto (Vīrabhadrāsana III).

Una vez su furia disipada frente al trabajo sangriento de Vīrabhadrā, el dolor de Śiva se convirtió en compasión. Encontró el cuerpo sin cabeza de Daksha y, se la sustituyó por una cabeza de cabra (símbolo de destrucción de su ego), devolviéndole la vida. Sobrecogido por el generoso gesto de Śiva, Daksha llamó a Śiva, Shankar, el generoso y benevolente.

El hecho es que Satī seguía muerta. Arrebatado de dolor, Śiva recogió lo que quedaba del cuerpo de su amada y se fue recorriendo universos, continentes y montañas sin poder apaciguar su dolor. Como los dioses no podían consolarle, llamaron a Vishnu que, utilizando su Sudarshana Chakra (3), cortó el cuerpo sin vida de Satī en 52 trozos que cayeron sobre la tierra de la India en diversos lugares llamados Shakti Peethas, hoy en día lugares de peregrinación del hinduismo.

Śiva lloró tanto y durante tanto tiempo, que sus lágrimas crearon dos lagos sagrados – uno en Pushkar, Ajmer, y el otro en Ketaksha, que significa literalmente “lluvia de ojos”. Śiva se sentó por fin en el manantial del Ganges, donde tiempos atrás, aceptó recibir al rio en su cabello trenzado para que el impacto de la caída de este no destruyera al mundo (el Ganges es la vía láctea que bajó a la tierra).

Por fin en meditación profunda, se acordó de quien era, de la Madre divina y del deseo sagrado que habían formulado de no separase nunca, aunque el cuerpo físico no permaneciera, y que era en el orden de las cosas que todo pasara y cambiara, que el cuerpo desaparezca y que la Madre divina quedara durmiente durante un tiempo.

Ella volvería a él, décadas más tarde como Parvati, la hija de las Himalayas para volver a empezar una historia nueva hasta el final de los tiempos, como fué al comienzo de los tiempos.

Julio Verne, el escritor francés, mencionó el rito de “Satī” en la vuelta al mundo en 80 días.

Aouda Mrs_Aouda

“La procesión de Brahmanes”                         “El rescate de Mrs Aouda”

-Un sutty, mister Fogg- respondió el brigadier general- es un sacrificio humano, pero voluntario. Esa mujer que acabáis de ver será quemada mañana en las primeras horas del día. -¡Ah, pillos!- Exclamó Picaporte, que no pudo contener este grito de indignación. ¿Y el cadáver?- Preguntó mister Fogg. -Es el del príncipe su marido- respondió el guía- En “La vuelta al mundo en 80 dias”, Julio Verne.
Enlazes para Virabhadrasana II
1/ http://www.sacred-texts. com/hin/sha/sha16.htm.
2/ ( Pashupati (पशुपति) designa el dios Śiva en el hinduismo, bajo la forma del “Señor de las creaturas” o del “Señor de la manada”. Es una de las formas más antiguas de Śiva). Los seres humanos son considerados como el “ganado de los dioses”.
Alain Daniélou utilizó esta apelación para una recopilación de cuentos bien controvertidos.

https://fr.wikipedia.org/wiki/Pashupati
2/ bis:  http://www.mohenjodaro.net
3/ https://en.wikipedia.org/wiki/ Sudarshana_Chakra )
4/ https://fr.wikipedia.org/wiki/ Sati